12 Ene 2015

Un buen descanso equivale a buen despertar

beneficios-de-un-buen-descanso_1_625095

 

Existen evidencias claras de que la cantidad de horas de sueño o el descanso nocturno está relacionado con la incidencia de ciertas enfermedades o los factores de riesgo que las favorecen.
En este sentido, en relación a la diabetes, recientemente se ha publicado a este respecto un estudio prospectivo y meta-analisis realizado por Holliday EG. y cols. (PLoS One. 2013 Nov 25;8) donde comprueban que aquellas personas que duermen menos de 6 horas durante la noche pueden tener un 30% más de probabilidad de tener diabetes tipo II frente a aquellas que sólo duermen 7 horas.
Por otro lado, hay evidencias de que los sujetos que duermen menos horas tienen un Índice de Masa Corporal (IMC) más elevado que aquellos que duermen más durante la noche. En este sentido, Magee C. y cols. (Evid Based Med. 2013 Aug 9. 10) realizaron un estudio con un total de 1390 adolescentes de edades comprendidas entre los 14 y los 18 años, donde comprobaron que aquellos que dormían menos horas durante la noche tenían un IMC más elevado. Siguiendo en este sentido, en un estudio anterior, Mitchell JA. y cols. (Pediatrics 2013;131) realizaron un estudio con 1429 adolescentes de la misma edad que en el estudio de Magee (14 a 18 años) donde se obtuvieron los mismos resultados, aquellos que referían menos horas de sueño durante la noche tenían un mayor IMC.
En este mismo sentido, pero con mujeres adultas, Thomson TA. y cols. (Obesity Silver Spring. 2012 Jul;20(7)), observaron que aquellas mujeres adultas con sobrepeso/obesidad que dormían más horas durante la noche, conseguían mejores resultados en un programa de pérdida de peso controlado.
Por último, un estudio muy interesante realizado por Altman NG. y cols. (Sleep Med. 2012 Dec;13(10)), con una muestra de 30.934 sujetos refleja que la duración de horas de sueño nocturno se asocian significativamente con las variables cardio-metabólicas investigadas en el estudio: IMC, Obesidad, Diabetes, Hipertensión, hipercolesterolemia, accidente cardiaco y accidente cerebro-vascular.
Con lo visto, queda claro que el descanso, además de ser una necesidad fisiológica, puede ser un indicador de factores de riesgo cardiovascular o de enfermedad metabólica. Además, puede ser un instrumento útil para controlar ciertos parámetros de nuestra salud, tal y como hemos visto anteriormente.

Benigna Rodríguez Cobo

Psicóloga Psicoterapeuta