20 Feb 2015

Psiquiatría infanto juvenil

Diversos estudios en la última década demuestran que existe un aumento en la patología psiquiátrica en el mundo, tanto en adultos como en la población infantojuvenil.

Sabemos también que, a diferencia de las enfermedades tradicionalmente ligadas a la pobreza que se logran atenuar al aumentar el estándar de vida, esto no ocurre en la patología mental a pesar de disponer de adecuados recursos asistenciales y de mejorar la renta per cápita.

Es frecuente observar cómo la psicopatología del niño y del adolescente sucede en edades cada vez más tempranas. Varios son los factores implicados. Entre los que parecen tener una mayor incidencia cabe mencionar la soledad en que transcurren estos años cruciales del desarrollo en la sociedad moderna, en la que la falta de contacto interpersonal cobra un especial interés en los modelos de relación.

La detección e intervención terapéutica precoces en la falta de salud mental  y en el sufrimiento en los niños y adolescentes supone un beneficio en dos aspectos, fundamentalmente. Por un lado, en el alivio individual y familiar del malestar a través de una comprensión empática y cercana que ayude a resolver el conflicto; por otro, en la prevención de la progresión hacia una psicopatología adulta que genere más dificultades en el tratamiento.

Mónica Sánchez

Médico Psiquiatra

leave a comment