31 Ago 2017

¿Por qué están tan cansadas mis piernas?

¿Por qué están tan cansadas mis piernas?

Quien no se ha quejado alguna vez, de la hinchazón de sus piernas…

Algunas personas no saben que sus piernas “tendrán esa tensión extra que tanto les molesta “.

Cuando nacemos no todos venimos con el mismo número de ganglios linfáticos, que suelen oscilar en total entre 600 o 700 en nuestro cuerpo.

¿Qué pasa con los que tienen menos por ejemplo 532 ganglios? Numero completamente al azar, serían los que faltan “en sus piernas “o están defectuosos o no funcionan bien

¿Quién no conoce a una chica súper delgada, con unos cuádriceps exageradamente anchos y muy voluminosos, además muy deportista y que cuida su alimentación, horas de sueño, no fuma etc.

¿Y sin embargo sufre retención de líquido en la parte superior de sus piernas o en pantorrillas y pies?

Esa chica forma parte del grupo de personas que ha nacido, por herencia genética con un linfedema primario, nada maligno, ni mortal, así que mucha tranquilidad.

Al ser genético la acompañara durante toda su vida, como el color de su pelo, piel u ojos, excepto si se tiñe, se cambia el color de piel con injertos o se pone lentillas de colores.

¿Qué otras posibilidades más fáciles y menos drásticas tienen a su alcance?

Estas recomendaciones benefician tanto para piernas cansadas como para el linfedema primario

Una alimentación lo más saludable y variada posible, con dieta Mediterránea.

Paseos diarios al menos media hora con ritmo alegre, de no ser posible bicicleta estática (si tan solo padece de piernas cansadas).

Con calzado adecuado, calzado cómodo blando y con tacón bajo.

Si es un linfedema todo será más suave, el paseo y los ejercicios sin cansancio muscular

Si nuestro trabajo es sentad@s, realizar un pequeño paseo cada treinta minutos al menos de uno.

Ahora en verano, quien pueda dentro del mar, con el agua a la altura de las rodillas, o en un rio, lago, piscina baja elevando rodillas resultara más gratificante y se producirá un ligero masaje beneficioso para ayudar a subir la linfa de los pies y la circulación ya que ambas van juntas.

Nadar en piscina durante todo el año, por la suavidad de movimientos tan estimulantes y nada agresivos que van a producir los batidos de piernas.

Añadir un poquito de canela molida en el café o postre ayudara a su circulación al igual que un poquito de cardamomo en las comidas saladas.

Nada de cucharadas soperas ni cantidades industriales a diario, “mesura “un poquito.

Quien no sepa nadar puede acudir a clases de aquagym, se trata de una variante aeróbica dentro del medio acuático ya que el agua aumenta los efectos positivos gracias a la presión hidrostática del agua que favorece el flujo linfático.

 Pilates, yoga, nada de actividades bruscas de golpeos contra el suelo que producen cambios bruscos de presión que conllevan –saltos-, como puede ser el tenis o el aerobic.

Ya que bajaran aún más la linfa y circulación a las piernas y pies con la consiguiente pesadez e hinchazón.

Cuando llueva podemos realizar pequeños ejercicios de piernas en el gimnasio o en casa quienes no quieran pasear por el frío.

¿Cómo se si tengo solo pesadez de piernas o un linfógena?

La pesadez solo es a veces, especialmente en días muy calurosos, generalmente ambas piernas se hinchan por igual y desaparecen como vino.

El linfedema se mantiene en el tiempo independientemente del calor (que lógicamente lo va a empeorar) pero esta durante todo el año, puede ser solo en una pierna o en ambas.

Cuando aparece no le damos importancia, no duele. Pero la hinchazón no remite y la piel de esa zona parece como acartonada. Incluso aparece el signo de fóvea al apretar aparece una marca blanca cuando retiramos el dedo, esto no sucede en la hinchazón.

Si no le tratamos su hinchazón ira a más y puede llegar a ser molesto al andar ya que le gusta colocarse en el juego de las articulaciones, tobillos, detrás de la rodilla parte superior de los muslos además puede causar calor por el gran acumulo de retención de linfa y su dificultad de circulación.

Dormir siempre con las piernas un poco elevadas, bien con tacos en las patas traseras de la cama o cuñas dentro, cojines etc.

Una buena hidratación de agua, beber menos de un litro diario resulta “peligroso “entonces sí que el cuerpo va a guardar la poca agua disponible, ante su falta de reposición.

Zapatos, sandalias, pantalones, faldas medias, calcetines y ropa interior que NO APRIETE ya que impide la correcta circulación sanguínea e igualmente la de la linfa.

 Elevaciones diarias de piernas en casa al menos de 10 a 15 ´diarios.

El baile también es adecuado, ya que se producen movimientos rítmicos acompasados y coordinados.

Merece destacar como favorecedora del drenaje corporal, la práctica del Tai-Chi, ayuda a modificar la postura y a soltar las articulaciones con el fin de evitar sobrecargas igualmente son aconsejables ejercicios de relajación.

La gimnasia terapéutica está dirigida a personas con distintos trastornos óseos, linfáticos, respiratorios, circulatorios, digestivos etc.

Con la práctica habitual de ejercicio mejora el funcionamiento del sistema linfático y todo el organismo en general, ya que este funciona como un sistema en el que todas las partes están interrelacionadas y el beneficio repercute en todo el conjunto.

La práctica de ejercicios previa al tratamiento con drenaje linfático manual, mejora la respuesta del organismo al tratamiento.

No pongamos excusas la Marcha Nórdica que tan solo es añadir unos bastones a la forma natural de andar. Es un ejercicio completo ya que utiliza  patrones globales de movimiento .Una técnica correcta respeta la naturalidad de la forma de caminar al tiempo que mueve la circulación sanguínea y linfática, en Europa se utiliza en los principales hospitales de linfedema  por su intensidad moderada y efectividad probada, así que ¡anímese a andar con o sin bastones!

Tener cuidado con aquellos deportes en los que el riesgo de fracturas y traumatismos sea elevado, como el esquí.

Las personas con linfedema es aconsejable se traten con drenaje linfático manual, no con masajes o preso terapias que impedirán la óptima circulación de la linfa, pudiendo empeorarla por ello es bueno actuar con precaución y no dejarse manipular por personas no competentes que hacen daño o solo trabajan el miembro afectado directamente, algo que no es drenaje linfático .

Cuidado con las cremas “frías “que solo producen dicho efecto, no hay evidencia científica de la veracidad de dichos productos “sentido común “por favor.

Eva Carral Yagüez.

  • Técnico superior de atletismo.
  • Entrenador nacional de atletismo.
  • Técnico profesional en quiromasaje.
  • Técnico profesional en drenaje linfático manual.